A-Kroll cubiertas automáticas de persiana para piscina, spas y tratamiento de agua

Índice de Langelier

 

Equilibrio del agua y el Índice de Langelier

Ésta es una cualidad sumamente importante para el agua de nuestra piscina, se trata del balance o equilibrio del agua.
Esta propiedad tiene relación con la tendencia del agua a ser corrosiva o por el contrario a ser incrustante.

Cuando el agua tiende a ser corrosiva, disolverá con mayor rapidez los metales disueltos, las juntas del gresite y en general todos los metales y elementos que estén en contacto con ella. Esto puede ser muy delicado ya que ocasionará problemas de coloración en el agua o en las paredes (azul, rojiza, verdosa, dependiendo de los metales disueltos), corrosión en tuberías y maquinaria, etc.

Si por el contrario el agua tiende a ser incrustante, se producirán depósitos calcáreos sobre la línea de flotación, en el interior de las tuberías, en los filtros y en general en todos los elementos que estén en contacto con el agua.

Ambos supuestos son perjudiciales para nuestra piscina, por lo que tenderemos siempre a conseguir un agua neutra.

A este cometido nos viene a ayudar el Dr. Wilfred F. Langelier, que descubrió en los años 30 del pasado siglo esta cualidad corrosiva e incrustante del agua y estandarizó una fórmula para calcular el balance del agua conociendo algunos parámetros.

 

Utilidad para obtener facilmente el índice de Langelier conociendo el pH, la temperatura, la dureza cálcica y la alcalinidad del agua:


        

 

Si el resultado de la fórmula es 0, entonces el agua está balanceada y no supondrá ningún problema para la piscina. Por el contrario si es positivo, significa que el agua es incrustante y si es negativo indica que el agua tiene propiedades corrosivas.

Cuanto más distante del 0, más incrustante o corrosiva será el agua.

Son tolerables variaciones de hasta + - 0,5 es decir que consideraremos balanceada nuestra piscina si este índice se encuentra en un valor entre -0,5 y + 0,5.

Para calcular el índice de Langelier debemos al menos conocer los siguientes parámetros:

Ph del agua.
Alcalinidad en ppm.
Dureza en ppm.
Temperatura.

Trasladamos nuestros datos al formulario que tenemos arriba y obtendremos el índice, que nos dirá si nuestro agua está equilibrada o no. También nos servirá para averiguar qué parámetros debemos variar para equilibrarla.

A-kroll toma en cuenta todos estos factores antes de llevar a cabo cualquier sistema de tratamiento de agua, es la única manera de garantizar los mejores resultados a nuestros clientes.

A-Kroll Proyectos Integrales, S.L. Todos los derechos reservados.